Aumenta tus tasas de clics

Optimizar los elementos clicables sometiendo tus emails a tests A/B

Los tests A/B permiten a los profesionales de marketing comparar dos o más versiones de un contenido digital, como una página web, una página de destino o un email de marketing, y determinar cuál de ellas funciona mejor para el objetivo que quieren lograr (por ejemplo, conseguir más tasas de aperturas o de conversión).

Para incrementar tus tasas de clics, prueba distintas variaciones de los elementos de tu email. Por ejemplo, puedes probar con botones de llamada a la acción diferentes, que son un factor de gran impacto en las tasas de conversión de las campañas. Pero también puedes hacer pruebas con el texto, la imagen, los productos o servicios promocionados y más. Para poder identificar cuál es el elemento que provoca cambios en los resultados, en cada email de prueba modifica solo una cosa de cada vez. Prueba las distintas versiones en una muestra de la lista de contactos y, una vez identificada cuál es la alternativa que genera la mayor tasa de clics, envíala al resto de los suscriptores y con esto habrás optimizado el rendimiento.

Cómo crear un test A/B

Asegúrate de contar con un proveedor de servicios de envío de emails que ofrezca funcionalidad de tests A/B y configura tu prueba:

  • Diseña la campaña, con la correspondiente línea de asunto, texto, imágenes, etc. Con esto tienes la versión A de la prueba. 

  • A continuación, crea una nueva versión, copiando la versión A y cambiando una única variable en el email, como el texto, la colocación o el color del botón de llamada a la acción. Con esto tienes la versión B. 

  • Crea tantas versiones como quieras. Por ejemplo, puedes crear las versiones A, B, C y D para probar cuatro formas posibles del botón de llamada a la acción. 

  • Una vez que tengas las distintas versiones de tu campaña de marketing, establece el tamaño de la muestra y los criterios para seleccionar y enviar la alternativa ganadora. En el ejemplo que comentamos arriba, la versión ganadora sería la que genere la mejor tasa de clics. 

  • Programa cuándo se van a enviar la prueba y la versión ganadora. Una vez completado el test A/B, tendrás los datos en la mano y podrás extraer de ellos la información estratégica de qué es lo que ha gustado y lo que no a tus clientes, cosa que también puedes aplicar para mejorar campañas futuras.

Resultado

Las marcas que someten a tests A/B todos sus emails presentan rendimientos sobre la inversión de email marketing que son un 37 % superiores a los de las que nunca realizan estas pruebas.

Dificultad

Avanzada

Un paso más

Antes de determinar cuál es la versión ganadora, deja pasar al menos una hora tras el envío del test A/B. Si la muestra del test es grande, es recomendable esperar aún más.

También te puede gustar

Mailjet-icon

¿Quieres saber más sobre cómo puedes aplicar a tu empresa estas estrategias de crecimiento con el email? 

CTA icon Mailjet Icon