Mejora tu entregabilidad

Incorporar un servicio de verificación de emails en tiempo real

Las direcciones no válidas provocan rebotes innecesarios, deterioran tus métricas de interacción y dañan tu reputación como remitente, todo lo cual repercute en tu bolsillo. Utiliza un verificador de emails para proteger activamente tu reputación y subir tus tasas de entrega. Con la verificación de emails, se acabó el malgastar dinero en direcciones falsas, abandonadas o inútiles. 

Por lo general, la forma más fácil de construir una lista y verificar los emails al mismo tiempo es mediante un formulario web. Cuando no existe una herramienta de verificación de emails, los usuarios pueden introducir direcciones de email no válidas, spamtraps o buzones desechables. Si envías un email masivo sin un proceso de verificación de emails, tus mensajes acaban rebotando y tu puntuación como remitente, así como la entregabilidad de tus emails, acaban sufriendo por ello.

Un estudio ha mostrado que la reputación como remitente provocaba casi el 75 % de todos los problemas de entrega de email. Con un proceso de verificación sólido, tu entidad consigue una buena puntuación de remitente en los principales proveedores de buzones de email, con lo que tus direcciones IP y tus nombres de dominio disfrutan de una reputación positiva. De este modo, la verificación de emails incrementa tus tasas de entrega, con lo que son más los emails de tu campaña que llegan a las bandejas de entrada. 

Cómo validar las direcciones con un servicio de verificación

Elige un proveedor de servicios de envío de emails que ofrezca una herramienta de verificación de emails. Normalmente, hay dos métodos:

  • Puedes verificar los emails al procesar los registros y altas, para asegurarte de guardar solo datos de calidad, o incluso utilizar una API de verificación en tiempo real, que valida las direcciones en el momento y punto de obtención, para evitar la entrada de direcciones no válidas que los usuarios puedan introducir en los formularios de inscripción en línea.

  • También puedes hacer periódicamente una limpieza de la lista de contactos para mantener la calidad. Esto se hace con una herramienta de verificación masiva, con la que te aseguras de eliminar de tu base de datos las direcciones no válidas antes de enviar correo. Para ello, basta con subir un archivo .csv y dejar que el programa compruebe la lista. Las listas deben limpiarse al menos una vez cada seis meses, para asegurar que las direcciones sigan siendo válidas.

Resultado

Los usuarios que verifican las direcciones antes de enviar emails tienen una tasa de rebote un 21 % inferior, lo que mejora drásticamente la llegada a la bandeja de entrada.

Dificultad

Avanzada

Un paso más

La verificación de direcciones puede marcar la diferencia entre que una campaña de email marketing tenga éxito o se quede en insuficiente. Al asegurarte de que tu mensaje llegue a direcciones válidas con un verificador, verás un aumento espectacular en tu entregabilidad.

También te puede gustar

Mailjet-icon

¿Quieres saber más sobre cómo puedes aplicar a tu empresa estas estrategias de crecimiento con el email? 

CTA icon Mailjet Icon