Aumenta tus tasas de clics

Incluir contenido interactivo en tus emails

Desde hace unos años, los emails interactivos son cada vez más populares. El contenido interactivo ayuda a generar unas mayores tasas de interacción por parte de los lectores y esto se refleja positivamente en el rendimiento de las campañas en términos de clics. Esta interactividad puede plasmarse en forma de contenidos que se muestran de manera dinámica, información presentada en el email que cambia en tiempo real o incluso ofreciendo al destinatario acciones que puede realizar sin salir del propio mensaje.

Sobre este último aspecto, Google ha lanzado las Accelerated Mobile Pages (AMP) para email, una tecnología de código abierto con la que las marcas pueden crear campañas de email marketing que parecen páginas web. Por ejemplo, este sistema permite a los suscriptores añadir artículos a su carrito de compra o hacer reservas directamente en el propio mensaje de correo, sin tener ni que ir a otra pestaña del navegador. No obstante, presenta limitaciones que los profesionales del marketing de contenidos tienen que tener en cuenta, como requisitos previos exclusivos que hay que cumplir.

Si quieres incluir elementos interactivos en tu email para impulsar las conversiones a clics, hay disponibles técnicas más accesibles, como iconos tipo hamburguesa (formados por barras horizontales) para mostrar/ocultar el menú, carruseles que se pueden desplazar para ver diversas imágenes, menús de acordeón con los que añadir un montón de contenido sin aumentar la longitud del email, vídeos para dar al lector ganas de saber más, GIF y otras animaciones que captan la mirada, cuentas atrás que indican el tiempo que falta para un evento, etc. También te permiten modificar el contenido de un mensaje después de enviarlo. Por ejemplo, si un producto ya no está disponible, es posible indicarlo en el email o proponer un producto alternativo.

Cómo incluir componentes interactivos en tus emails 

Para sacar partido de los clientes de email que ofrecen funciones interactivas, puedes usar MJML, un lenguaje de marcado diseñado para ahorrarte complicaciones y engorros a la hora de escribir el código de un email adaptativo:

  • MJML ofrece componentes interactivos, como mj-navbar, mj-accordion o mj-carousel. 

  • Si el mensaje lo abren en un cliente de email no compatible con las interacciones, puede mostrarse una opción alternativa.

  • Los desarrolladores de email pueden añadir a sus plantillas MJML estilos CSS personalizados (incluso media queries) y hasta crear sus propios componentes MJML.

Resultado

Añadir contenido interactivo a tus emails puede aumentar tu tasa de clics por apertura en un 73 % e incluir vídeos en el contenido del email puede subir las tasas de clics en hasta un 300 %.

Dificultad

Avanzada

Un paso más

Si bien es cierto que la falta de estandarización entre los clientes de email puede suponer dificultades para la interactividad, esto no es motivo para renunciar a aumentar el impacto de tus comunicaciones con elementos interactivos. Simplemente tienes que asegurarte de que la versión alternativa estática ofrezca también una experiencia de usuario coherente con el resto de la campaña.

También te puede gustar

Mailjet-icon

¿Quieres saber más sobre cómo puedes aplicar a tu empresa estas estrategias de crecimiento con el email? 

CTA icon Mailjet Icon